«

»

Jun 09

X ANIVERSARIO DE LOS MARIANISTAS EN CUBA

 

Camagüey, 10 de abril de 2013 / Laicos, religiosos y religiosas de laparroquia “Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa” en la parroquia deVertientes de la diócesis camagüeyana, celebraron una misa de acción de gracias por los diez años de la congregación Marianista en Cuba. La eucaristía estuvo presidida por monseñor Juan García, arzobispo titular de la arquidiócesis, quien repasó la historia de esta hermandad,  fundada por el beato Guillermo José Chaminade en Burdeos, Francia, el 2 de febrero de 1801 (Nota de Ágora: esta fecha corresponde a la fundación de la Congregación seglar de la Inmaculada; la Compañía de María se fundó el 2 de octubre de 1817).

Al cierre de la misa, se hizo la presentación del cuadro “La Sagrada Familia”, del pintor camagüeyano Lorenzo Linares.“Espero que mi obra transmita fe, confianza y paz”, declaró el artista plástico quien compartió con instructores de arte y representantes del movimiento de artistas aficionados en Vertientes.

La familia marianista llegó a Camagüey en el año 2003 y fue el propio arzobispo quien comunicó la noticia: “vuestro destino será Vertientes”. Aquella propuesta fue escuchada por el hermano Celestino Bacas y los sacerdotes Juan Bielza y Francisco Valls, quienes arribaron al poblado el 1 de abril de 2003.

“Nosotros tres llegamos a Camagüey en enero y empezamos a ´cubanear´”, dice el padre Paco, uno de los fundadores. “Cuando llegamos a Vertientes comenzamos a evangelizar con la ayuda de las Hermanas Carmelitas Misioneras. El entusiasmo misionero de monseñor Juan fue importante para dar los primeros pasos”.

Hoy día la congregación tiene presencia en más de veinte bateyes (demarcaciones rurales) donde celebran la palabra de Dios. La parroquia ayuda a los más necesitados con la entrega de medicinas y ropa. Más de 150 familias con bajos ingresos reciben atención y la pastoral misionera tiene casas de misión diseminadas por todo el territorio.

“Además de llevar el evangelio, visitamos el asilo de ancianos junto a las hermanas carmelitas misioneras e impartimos catequesis a jóvenes y adultos”, declaró el joven Camilo Fernández Amat, uno de los dos prenovicios que aspira a formar parte de la congregación.

Durante estos diez años la congregación fundó en el año 2009 el centro “Santa María”, que se dedica a impartir cursos de informática e inglés y vincularlos con temas de formación humana.

La congregación marianista tiene otros tres religiosos en la parroquia de Mariel, Diócesis de Pinar del Río e igual número de representantes en Vertientes, Camagüey, donde conviven el padre Joaquín Briones y los hermanos Pedro Berganzo y Javier Anso, todos de nacionalidad española.

(Crónica publicada en la web de la Conferencia episcopal cubana)